miércoles, 30 de septiembre de 2009

Robot Don Quijote busca en una aventura solar

Es muy gratificante ver uno de los clásicos de la literatura hispana dando sus primeros pasos en el siglo XXI, literalmente.

Don [Robot] Quijote de la Mancha y su fiel corcel [solar] Rocinante, se embarcan en una búsqueda sin fin por su fuente de energía. Está hecho con pedazos de madera y partes recicladas de reloj.

Así que la próxima ves que les pregunten de que se trata esta magnífica obra de Miguel de Cervantes , solo digan que se trata de un robot y su caballo solar que cazan el punto más brillante de una superficie plana sin fin. Seguro que sacan una buena nota. Si no, muéstrenle a su maestro este video e invítenlo a visitar FleetCommand.

¿Quien se anima a ver cual es la incidencia solar a lo largo de la supuesta ruta que tomó el ingenioso hidalgo?